La explotación permitida en España

Valencia, España.- La explotación laboral en España es una realidad y está permitida. Más de 20 mil indocumentados, principalmente africanos y latinoamericanos, trabajan en condiciones de esclavitud en los campos de la Comunidad Valenciana, situación que se replica en toda la geografía del país ibérico con el beneplácito de las autoridades.

Durante seis meses, en la temporada de cítricos, miles de personas recogen mandarinas y naranjas que se exportan a Estados Unidos, Inglaterra, Alemania y otros países del mundo sin que exista un interés que regule la procedencia de las frutas. España exporta miles de toneladas anualmente provenientes de trabajadores explotados, presas de mafias que se aprovechan de la necesidad de extranjeros que se encuentran en el “limbo legal” y en indefensión por falta de apoyo del Estado español y sus políticas de derecha.

Valencia mantiene el liderazgo en producción de cítricos en España, con más de 3 millones de toneladas producidas cada año, y para lograr ese número de producción, existe una red ilegal de Empresas de Empleo Temporal (ETT) que, en complicidad con comercios, empresas usuarias y almacenes, han hecho del sector agrario un sitio ideal para violentar los derechos laborales y humanos de miles de migrantes.

Naranjas4.JPG

Soledad Montaner Huercio, responsable del Sector Agrario y Contratación de la Federación de Industria de Comisiones Obreras (COOO) del País Valenciano, es clara: Desgraciadamente sucede con aquellas personas que tienen necesidad de renovar documentación para permanecer en España. Las personas extracomunitarias de países sudamericanos y africanos son las más explotadas y están en peores condiciones. La gente tiende a tragar con aquello que le están ofreciendo para renovar esa documentación o se quedarían en situación ilegal (sin papeles)”.

Te calles, te portas bien y eres bueno, o por el contrario no vas a tener días suficientes para la renovación de la documentación, porque en España es necesario haber trabajado cierto número de días en el último año (para hacer el trámite)”, puntualiza.

Montaner explica que la explotación “no existe solamente con los trabajadores de esta naturaleza”, ya que proliferan las Empresas de Trabajo Temporal ilegales y últimamente han proliferado en el sector agrícola. Es decir, “se les está dando autorización a todo el mundo y ahí es donde se están creando una serie de mafias”.

En la gran mayoría de estas ETT o falsas ETT, los administradores únicos suelen ser personas extranjeras, en su mayoría de países de Este, que son quienes contratan, por decirlo de alguna manera, al personal para luego cederlos a los comercios o empresas usuarias”, y continúa:

Incumplen con lo que marca el convenio colectivo, les hacen comprar tijeras, les hacen comprar los equipos de protección, y si no pagan, no se los dan. Muchas veces los hacen firmar que los han recibido cuando no es cierto. Pueden estar trabajando 8 horas en el campo para recibir entre 12 y 20 euros. Hacen entre cien kilómetros y muchas veces no cobran ni un céntimo de ese desplazamiento, o lo que es peor, contratan a una serie de cabos de cuadrilla que llevan su propia furgoneta en la que caben 10, 12 personas, a los cuales encima les cobran por llevarlos a trabajar. Es, ‘tu vienes conmigo porque yo te obligo y cuesta 7 euros todos los días’, y si no van en la furgona no pueden ir a trabajar. Esto obviamente es una coacción, una explotación laboral hasta el punto que las personas tienen auténtico miedo”.

La forma de operar de las falsas empresas de empleo temporal o de los captadores de trabajadores migrantes es pública y está a la vista de todos. A través de páginas de Internet, como Milanuncios.com, se leen mensajes como: “Busco gente para la naranja y mandarina. Con papeles en regla y vehículos. Se paga 1.35 la caja. Latinos”.

Naranjas2.png

Soy de las personas que van al campo y me he encontrado una parte que recogía para la empresa usuaria y otra parte que recogía, dentro del mismo campo, para una empresa de trabajo temporal, los dos cogiendo para el mismo comercio, y unos cobrando la mitad de los otros. Esto es habitual. Pero el tema es bastante más grave, porque las empresas usuarias, es decir, los almacenes, los comercios, que tienen su plantilla de fijos descontinuos, de los que cada vez hay menos porque los están cubriendo las empresas de trabajo temporal, son perfectamente conocedores de lo que está sucediendo”, refiere Montaner, y agrega:

Están contratando a estas ETT fraudulentas, los están contratando explotadores de personas, sabiendo a la perfección que están explotando a esta gente. El año pasado, la inspección del trabajo llegó a levantar infracciones por tres millones de euros a empresas usuarias y a ETT, sanciones que fueron recurridas y que, incluso, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha tumbado parte de esas sanciones. Tenemos una justicia que, como caiga en un tribunal conservador, de derechas o antisindical, al final las sanciones quedan en cero euros”.

Aunque existen denuncias por parte de comisiones obreras que buscan frenar a las empresas de trabajo temporal, “no pasa nada”, refiere Montaner. “Al día siguiente se montan otra con otro nombre o pagan los 300 mil euros de sanción porque lo recuperan en un mes. “Como viven de robar a los trabajadores, las sanciones realmente les da exactamente igual”.

En la Comunidad Valenciana existen 70 mil recolectores regulados, trabajadores fijos discontinuos. Un 40 por ciento más son contratados por ETT de manera irregular, por lo que “unos 20 mil trabajadores están sufriendo lo indecible en los campos valencianos”.

Naranjas3.png

En una jornada de entre 5 horas y media y 6, que es la que marca el convenio colectivo, un trabajador agrícola ganaría de entre 70 y 100 euros, pero son los mínimos. “Podemos estar hablando de una decena de empresas que cumplen la legalidad en un montante de casi 400 que hay en el País Valenciano”, y subraya Montaner:

¿Qué sucede con las ETT? Incumplen el convenio de forma sistemática. Para ellos el convenio no existe, el año pasado las ETT se pusieron de acuerdo en una serie de tablas y para ellos no existen las variedades de cítricos. Ahí los trabajadores siempre van a destajo y no contemplan el salario hora en ninguno de los casos, da igual cómo esté el campo, por eso digo que se pueden llevar a casa entre 12 y 20 euros después de 8 horas, más el tiempo empleado en el desplazamiento”.

Lo terrible de la situación es que existe una “convivencia” entre almacenes y empresas usuarias, quienes comercializan los cítricos. Las ETT llevan el producto a estas empresas y posteriormente se exporta a Estados Unidos, Rusia, al centro de Europa, Inglaterra, Alemania, países que supuestamente tienen una regulación óptima para los trabajadores.

No les importa de dónde viene los cítricos, ni le importa a Europa, ni le importa a los comercializadores. Les da exactamente igual. La inspección del trabajo lo que ha hecho en este caso es cruzar datos. Ha pedido a las empresas las toneladas de cítricos que han entrado y el número de plantilla que tienen. Es evidente, no corresponde el número de trabajadores con el número de toneladas que entran. Un trabajador tendría que trabajar 24 horas para que entrara esa cantidad de cítricos, por lo tanto, está claramente determinado que hay una serie de toneladas que entran que la están recogiendo personas que no tienen nada que ver con la plantilla que tienen las propias empresas”, lapida Montaner.

El año pasado se pusieron muchísimas denuncias con nombres y apellidos a los comercios que están contratando este tipo de ETT. Como cooperativas grandes podemos nombrar a ‘García y Ballester’, que es un escándalo. ‘Greenmed’, antes ‘Martínavarro’, uno de los primeros exportadores de este país, hace años tenía mil 200 trabajadores fijos discontinuos y en este momento tiene 350 y todo lo demás lo hace a través de ETT, es la más escandalosa de todas ellas. Los comercios son conocedores de esta situación”.

Para la responsable del Sector Agrario y Contratación de la Federación de Industria de Comisiones Obreras, “la explotación de las personas y de los trabajadores es delictivo”, por lo que se tienen que abrir caminos por los juzgados de lo penal para que paguen con la privación de libertad, con la cárcel, todos aquellos que hacen uso de las necesidades de las personas y “que están explotando de la forma tan miserable como lo están haciendo”.

No nos sirven las sanciones administrativas porque esto es como el tráfico de armas. Lo que da dinero se puede permitir el lujo de pagar denuncias. Siguen ganando”, y suma:

Tenemos un gobierno en este país de derechas. Más de derechas de lo que se visualiza y más de derechas de lo que quieren proyectar. De una forma clarísima están permitiendo que éste país esté como está. Hablamos del Partido Popular (PP). Si un tercio del partido está imputado por corrupción, pues imaginar que es lo que están haciendo con las leyes. No les preocupa en absoluto. Y lo están incumpliendo todo. Si incumplen el paso con los propios refugiados, que es una cuestión humanitaria, el resto les da exactamente lo mismo. Esto se está viviendo en todos los campos españoles. Está situación está generalizada. Si no cambiamos de gobierno, esto difícilmente va a cambiar. Tenemos un gobierno de derechas, tenemos un gobierno heredero del propio franquismo, hay nietos, sobrinos, amigos”.

La temporada de cítricos está en marcha. En Valencia, como en otros puntos del país, la explotación laboral permitida por el Estado español está en su máximo auge. En las fotografías, como en el video que acompaña el texto, se pueden ver trabajadores cubanos, venezolanos, cameruneses y nigerianos que son víctimas de empresarios sin escrúpulos. Las cuadrillas llegan a las 6:30 de la mañana al campo después de recorrer 70 kilómetros de Valencia capital a los alrededores de Castellón. Después de 12 horas fuera de sus casas, los trabajadores ganan entre 12 y 19 euros. En los campos españoles no existen los derechos humanos ni vigilancia que evite abusos de esta naturaleza.

Empresas denunciadas

Noawork ETT SL

Temporis Laboris ETT

Inserlevan ETT

Faster Ibérica ETT

Trebal al día ETT

Enman Ecogestión

Safor Treball

Serfiel TT

Safor Temporis ETT

Éxito Labor ETT

Empleo Exprés ETT

Imán Temporig ETT

Bonacasa Fruit ETT SL

Agroserveis Benicarlo

Paola Fruits

Citromer ETT SL

Frutas Fani SL

Interim Aire ETT

Human Socie Coop