Riviera Maya ante el cambio climático: reto o intento fallido

Playa del Carmen, México.- Las problemáticas ambientales y los efectos del clima son visibles en Quintana Roo, y más en la Riviera Maya. Aunque el cambio climático atañe al mundo, hay esfuerzos de ciertas localidades que buscan aminorar sus golpes, y otras niegan la realidad. Los gobiernos de Playa del Carmen, en su corta historia, no habían puesto el tema en la mesa, ni siquiera interesaba o desconocían qué postura ofrecer. Ahora, con el nombramiento de Carlos Segura Ponce de León como asesor del gobierno de Solidaridad ante el Cambio Climático, existe un nuevo reto, o posiblemente un intento fallido por los pronósticos desalentadores que se tienen debido al desarrollo voraz, el turismo masificado y los trabajos a marchas forzadas de empresas como la minera CALICA, cuya explotación de los recursos ha llevado a la destrucción del corredor biológico de especies en peligro de extinción como el jaguar y menoscabado la selva, cuevas y el manto freático. Hoy, Playa del Carmen vive uno de los años más difíciles en cuestiones sociales, de seguridad y medio ambiente. El futuro es incierto y poco alentador. Ante todo, Carlos Segura explica cómo sumará en el presente del joven municipio playense.

CarlosSeguraPonce.jpg
Carlos Segura Ponce de León, asesor de Cambio Climático.

1.- Tendrás injerencia en el gobierno municipal de Solidaridad como asesor en Cambio Climático, ¿qué significa eso? Es decir, en la historia del municipio no se habían preocupado por tal tema y ahora hay un interés con un nombramiento.

Carlos Segura (CS): “Fungo como asesor del municipio ante Cambio Climático, básicamente haré, en conjunto con el municipio, una estrategia ante el cambio climático en temas de adaptación, mitigación. Es muy interesante la situación que vive la Riviera Maya, tenemos un diamante en bruto para hacer una diferencia, en diferentes proyectos y en el desarrollo mismo del municipio. Será interesante que estos temas permeen en todas las direcciones del municipio y se trabaje para crear un desarrollo bajo en emisiones, apegado a sus ordenamientos territoriales, ecológicos. No es la primera vez que se hace esta vinculación, lo vengo ‘corretiendo’ desde hace tres años y en esta administración tienen la apertura, y desde el plan maestro del estado viene un esbozo en el tema del cambio climático y hay muchas necesidades. Como experto en el tema me parece que va por buen camino, un poco lento, pero bien.

¿Se cuenta con recursos para hacer frente a este reto?

(CS): “Hay un interés del gobierno de implementar la estrategia del cambio climático: a través de una buena gestión de proyectos se puede acceder a recursos que tienen que ver con adaptación y mitigación, fondos internacionales que se tienen y sería interesante acercarse a ellos. Soy asesor, pero lo valioso es cómo se generó este movimiento, tanto que el gobierno ha decidido crear una Subdirección ante el Cambio Climático, y a su vez su encargado dará seguimiento. Va por buen camino y veamos cómo podemos aportar para que el desarrollo sea ordenado y bajo en emisiones.

Construcciones.jpg

3.- ¿Cuál es tu trayectoria? Me refiero a quién eres (en términos de tu puesto como asesor actual) para que los lectores conozcan tu perfil.

(CS): “Soy biólogo y tengo doce años trabajando en conservación de especies en vida marina, con cocodrilos, tiburón ballena, pequeños mamíferos. Mi interacción con Isla Contoy y su riqueza fue una inspiración para vivir en Quintana Roo y trabajar en temas de conservación integrando la cultura, población y turismo. Mi estadía en Cancún fue corta y vivo en Playa del Carmen desde hace 10 años. Trabajé como gerente de Mesoamerican Reef Tourism Iniciative, que proporciona herramientas científicas-técnicas al sector turístico para hacer su operación más amigable con el destino y los recursos naturales. E impulsado talleres y torneos para combatir temas de invasión del pez león en el Caribe Mexicano. Actualmente soy director de Turismo Sostenible y Acción Social para el hotel Paradisus de Playa del Carmen, de Meliá.

4.- Solidaridad es un municipio joven, sin embargo, ha cometido errores en su modelo turístico que, a su vez, ha hecho que afecte los recursos naturales. ¿En qué suma un asesor de Cambio Climático dentro del esquema gubernamental? Concretamente, ¿cuál es tu injerencia para que el rumbo del municipio mejore en el tema?

(CS): “Al avanzar en temas de cambio climático es importante que todos lo abordemos. El sector del turismo no se veía como un gran emisor y al final tiene su huella. Desarrollé una estrategia de cambio climático para el sector turístico promoviendo la compensación de emisiones en los eventos a través de créditos certificados de carbono o bonos de carbono. Hacer inventarios de Gases de Efecto Invernadero (GEI) para empresas, eventos carbón neutral en Centroamérica, Caribe, y diseñar esta estrategia sensibiliza a la población, muestras a los visitantes que tienen un impacto y lo compensas en proyectos certificados en la República Mexicana, ubicados en Chiapas y Querétaro”.

PlayadelCarmen.jpg

El municipio es joven, es un turismo diferente el que tenemos en la zona, en masa y se tienen que hacer modificaciones para hacer este turismo menos agresivo al entorno o el impacto negativo sea menor. Que el gobierno tenga la apertura con un asesor de cambio climático suma mucho. Tenemos una ley en México, normas y regulaciones con el tema, pero al final quien debe ejecutarlas son los municipios y muchas veces no tienen estas capacitaciones. Mi injerencia para que mejore es dentro de los proyectos que se tienen que implementar, un desarrollo orientado al transporte. Uno de los rubros que más generan Gases de Efecto Invernadero en las ciudades es el transporte y el consumo de la energía eléctrica. Si logramos aterrizar el desarrollo orientado al transporte y que esté dentro de los programas de Ordenamiento Ecológico Local y planes de Desarrollo Urbano, se generarían buenas expectativas para el municipio.

5.- ¿Cómo ves la problemática ambiental en Solidaridad? Sin ambigüedades, quiero decir, concretamente la situación en cuanto a planes de desarrollo, lo que busca el esquema turístico (contra o de la mano) con la naturaleza.

(CS): “Día a día nos adaptamos a los desastres naturales. En Quintana Roo hay un proyecto de Alerta Temprana en cuanto a los movimientos de los fenómenos meteorológicos bastante bueno y nos informa cómo actuar y es un buen programa. Hay que salvaguardar la vida de muchas personas y los visitantes”.

Desastreenrelleno.jpg

Al final las empresas identifican cómo mejorar una planeación y evitar destruir sus áreas verdes, el mismo clima presiona para hacer una adaptación. Riviera Maya es un caso diferente a todo el turismo que se hace en Latinoamérica, es diferente y se lleva unos buenos reconocimientos de cómo se hace el turismo aquí, en cuanto a operación y construcción, aunque recibimos muchos turistas y afecta de alguna manera. Todos los desarrollos en esta zona, hoteles, trabajan de la mano, hay leyes y regulaciones que tienen monitoreo de los desarrolladores, hay áreas de oportunidad en qué trabajar. Si lo vemos del lado empresarial es más valioso una hectárea de habitaciones que de selva baja o manglar. Aunque quisieras meterlos a programas de pago por servicio ambiental no se va acercar y ahí es donde deberíamos de mejorar nuestros proyectos de pago por servicio ambiental. Por ejemplo, hice un ejercicio de cuánto podía obtener por cuatro hectáreas de mangar en el complejo y son 500 pesos por hectárea de manera semanal, dos mil pesos mensuales en el tema de manglar. Y una hectárea de habitaciones dejan más de 2 millones. Además, hay candados, es un debate, pero interesante verlo de manera empresarial y no sólo de proteccionismo o conservación”.

6.- Pero hay muchas problemáticas ambientales, ¿cómo enfrentarlas?

(CS): “Hay muchas problemáticas, pero hay también muchas ONG`s e iniciativas que trabajan en diferentes temas, en el pez león se suman las cooperativas de pescadores, entran en el tema de captura, venta. De pez león doy capacitaciones para su uso. De descargas de aguas negras hay varias organizaciones que trabajan en esa problemática, hay oportunidades muy marcadas, es joven el municipio, pero la parte de esta juventud lleva movimientos que hacen que el municipio sea diferente, va por un mejor camino. Hay muchas iniciativas y proyectos, cada uno necesita modificar sus prácticas y darse cuenta de cómo actuar, desde separación de residuos, dejar de comprar plástico, bolsas, el cambio está en los individuos de cada población. ¿Qué hacer?, proponer que se sumen a las iniciativas que se tienen en el entorno”.

7.- ¿Hay buenos pronósticos ante el tema del cambio climático?

(CS): “Pronostico algo bueno al tener una estrategia ante el cambio climático, tener un asesor externo, recibir apoyo del sector privado, hacer una contratación, eso habla bien de esta situación en el municipio y aunque en el pronóstico podría ser catastrofista, al final hay esperanza: hay que fomentar un desarrollo que favorezca a todos y no se tenga una ciudad dividida entre los turistas y residentes, no soy populista pero sí doy un tono dramático porque muchas veces se dividen los polos turísticos.

Manglares.jpg

8.- Pregunta obligada: Reserva de la Biosfera del Caribe Mexicano. ¿Tu opinión? ¿Sirve para mitigar el cambio climático, proteger especies? ¿Parecen cuestiones políticas más que ambientales?

(CS): “Un esfuerzo increíble, se buscó cumplir con compromisos mundiales, pero es un proyecto al vapor. Se sigue trabajando, pero ya se busca un plan de manejo y el plan de manejo de Yum Balam, de Holbox, no existe, tiene 20 años de atraso. Si funcionara de la manera adecuada sería impresionante, pero México pasa aun mal momento con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), desde hace varios años se desmantela, hay abusos, desvíos de recursos, muy pocos guardaparques en la selva, ojalá me equivoque y funcione bien la reserva. En esta área no hay explotación de hidrocarburos y nos garantiza que no va a ocurrir, aunque hay problemáticas con la minera CALICA, que presiona y hace su trabajo”.

Cocodrilo