México exige un cambio al sistema neoliberal: arrasa AMLO y MORENA

Los mexicanos alzaron la voz y exigieron un cambio en las políticas neoliberales impuestas por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN) desde los años ochenta. Andrés Manuel López Obrador (AMLO) logró un arrollador triunfo en las urnas. Su tercera elección -muy similar a lo que ocurrió en Brasil, cuando Lula da Silva desplazó al presidente de las derechas, Fernando Hernrique Cardoso- no dejó incertidumbre ni espacio para un fraude, como ocurrió en el 2006 con el ultraconservador Felipe Calderón Hinojosa, el presidente panista que llevó a México a una guerra interna inacabable y que actualmente sigue acumulando muertos y desaparecidos.

López Obrador obtuvo un histórico 53 por ciento de las votaciones. Es decir, ni Ricardo Anaya ni José Antonio Meade fueron sombra a un candidato que se benefició del hartazgo social y del cinismo de las élites mexicanas. Los mexicanos votaron, y votaron para que se terminen los privilegios, los amiguismos, la corrupción. Sí, la corrupción, una palabra que repitió AMLO hasta el cansancio y sus detractores criticaron debido a que en México la corrupción es un lugar común aceptado, malamente incrustado en la vida diaria. AMLO ganó bien, con un amplio margen y el Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) se llevó 8 gubernaturas (Yucatán está en disputa) y mayoría en el Cámara de Diputados.

5b34682781bd8.jpeg
Andrés Manuel López Obrador: Fuente: página oficial lopezobrador.org.mx

 

Carlos Salinas de Gortari, Trump, Vicente Fox, Ricardo Anaya, Meade, Felipe Calderón, Emmanuel Macron, Pedro Sánchez, y muchos más, han reconocido en apabullante triunfo de AMLO, no de la izquierda, pero sí de un cambio, al menos en promesas, de un sistema neoliberal voraz y de una forma de gobernar que ha dejado baches, dolor, muerte, desvíos millonarios e impunidad.

AMLO tiene todo en sus manos para hacer valer sus promesas, sus sueños, pero lo importante es que los mexicanos cambiaron su forma de pensar, mostraron unidad y su voz se escribió en la historia.

Reconciliación piden aquellos que usaron el escarnio como arma para difamar y manipular a un pueblo que, simplemente, se cansó del robo sistemático de las élites. Hoy es un día para celebrar. Y sí, también de reconciliación, porque México es más que un candidato y un movimiento, México es su gente, su historia y su fortaleza mostrada en cada calamidad. Hoy México ganó.