Soy inocente, no soy una mujer agresiva, no he agredido a nadie: Nieves

Valencia, España.- María Nieves Nfina Ondo agradeció el “apoyo incondicional” de la gente tras vivir un calvario después de recibir agresiones por parte de la policía local el 8 de agosto de 2017. Lo que comenzó como una verificación administrativa en el Centro Cultural Camarunés de Valencia, terminó con un atentado más contra los derechos humanos de las personas por parte de las autoridades. Nieves sufrió violencia física y verbal por parte de los agentes y fue trasladada a la comisaría.

Por si no bastara, la policía local denunció a la acuatoguineana María Nieves por “atentado contra la autoridad por agredir a un agente”. Víctima de racismo institucional, Nieves, en el marco del 10N dejó en claro que “es inocente” y no puede más con la situación que ha experimentado.

“Agradezco todo el apoyo incondicional que en están dando para salir adelante. Soy inocente, no soy una mujer agresiva, no he agredido a nadie, me han faltado al respeto, me han humillado, me han agredido, soy una mujer, necesito defensa, soy una mujer indefensa, voy en la calle y no sé qué van hacer conmigo, tengo un niño pequeño… no puedo más con esta situación, tengo familia”…

Los colectivos reunidos durante la concentración de Ayora en el 10N exigieron al gobierno de Joan Ribó “un basta” al racismo institucional. En Valencia, las redadas y la persecución de las comunidades racializadas son acciones sistemáticas.