El megacomplejo “El Cid” tala manglar ilegalmente en Riviera Maya, México

Puerto Morelos, México.- La familia Verdaguer, dueños de la cadena hotelera “El Cid”, continúan impunes con la devastación del manglar adyacente a sus complejos turísticos; en esta ocasión, por la construcción de un nuevo camino de acceso directo a un nuevo proyecto hotelero “de baja densidad”, el cual supone la tala de miles de plantas de mangle.

Desde el mes de noviembre de 2017, organizaciones ambientalistas del norte de Quintana Roo presentaron sendas denuncias ante la Procuraduría General de la República (PGR) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), se trata de las carpetas de investigación: CN/QR/Q/0001234 y PFPA/297/2C82/276/17, en las cuales se presume la comisión de delitos ambientales de carácter penal que incluyen a “Marina El Cid” y otros negocios turísticos como “Delphinus Puerto Morelos”, “Grand Residences Riviera” y “Geneation Riviera Maya”.

cid3
Zonas devastadas por el hotel “El Cid”. Fotografías: Carlos Calzado. 

 

A pesar de estar denunciados por la tala indiscriminada de mangle, actividad sancionada por las leyes mexicanas, específicamente por el artículo 60 Ter de la Ley General de Vida Silvestre, así como por la Norma Oficial Mexicana NOM-022-SEMARNAT-2003, el grupo hotelero ha continuado, no sólo con la construcción del nuevo desarrollo que inició hace un año, sino que ahora hasta han continuado con esta nueva devastación de manglar para crear un camino de acceso directo.

La impunidad de la familia Verdaguer no es un hecho que recientemente estén ejerciendo; cabe recordar que en el año 2010, justo en las fechas en las que se celebró en la Ciudad de Cancún la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático COP-16; la administración del ex gobernador Roberto Borge habría vendido “a precio de regalo”, 400 hectáreas que originalmente pertenecen al Jardín Botánico de Puerto Morelos, lo cual es, de origen, un acto de corrupción, debido a que supone la venta directa de un predio propiedad del estado a un particular y a un precio que no responde a la realidad del valor de esos terrenos; pero además, se vendió a la familia Verdaguer para desarrollar un complejo hotelero que requirió la tala de las 400 hectáreas.

cid2

Ahora, ante la entrada de la nueva administración federal encabezada por Andrés Manuel López Obrador, quien se ha comprometido a erradicar la corrupción de México, la pregunta es si las denuncias que se hicieron desde el año pasado y que no ha resuelto la autoridad competente supondrá el análisis en el marco de la legislación ambiental, o si quedará en la impunidad la devastación de unas 600 hectáreas de manglar si se suma la devastación desde el año 2010.

cid4

*Carlos Calzado, director Península al Día.