“15 Stansted” libra cárcel y refuerza lucha contra deportaciones

Belfast, Irlanda del Norte.- Los activistas conocidos como “15 Stansted” -apodados así por evitar la deportación de 60 migrantes originarios de África- no pisarán la cárcel tras su audiencia el 6 de febrero en Chelmsford Crown Court. Acusados de “terrorismo” por impedir el despegue del Boeing 767 en el aeropuerto de Stansted, en 2017, y tras dos años en juicio, los 15 integrantes de “End Deportations” superaron los embates del Estado en su afán de criminalizarlos por el hecho de defender los derechos de los migrantes y refugiados, quienes son deportados masivamente tras ser recluidos en centros de detención por carecer de papeles: en Europa se busca disuadir a los activistas de sus acciones al castigar ejemplarmente a defensores cuyas prácticas son eficaces contra los intereses del gobierno y sus políticas conservadoras.

Pancartas
Reunión de activistas y organizaciones en Belfast, en City Hall. Fotografías: Carlos Underwood.

En el caso de los llamados “15 Stansted” (Helen Brewer, 29, Lyndsay Burtonshaw, 28, Nathan clack, 30, Laura Clayson, 28, Melanie Evans, 35, Joseph McGahan, 35, Benjamin humo, 27, Jyotsna RAM, 33, Nicholas Sigsworth, 29, Melanie Strickland, 35, Alistair Tamlit, 30, Edward Thacker, 29, Emma Hughes, 38, mayo McKeith, 33, y Ruth Potts, 44), su protesta pacífica de 2017 logró que dos migrantes, de los 60 que serían deportados, tengan hoy permiso para residir en Reino Unido y otros más están a la espera de una respuesta a sus solicitudes.

AmnistíaInternacional
Activistas apodados “15 Stansted”. Fotografía: Amnistía Internacional en Reino Unido.

Aunque el Estado busca sistemáticamente intimidar a los activistas, y a su vez propagar miedo entre las agrupaciones en defensa de los derechos humanos, la sociedad organizada salió a las calles para alzar la voz y mostrar su respaldo a los acusados. En Belfast, decenas de personas se unieron para respaldar el movimiento pro migrante y rechazar las medidas extremas que ejecuta el sistema de justicia para debilitar las protestas pacíficas en Reino Unido, en general en toda Europa.

Pancartas3

Durante la manifestación pacífica en Belfast, el pasado 6 de febrero, Patrick Corrigan, director de Amnistía Internacional (AI) en Irlanda del Norte, refirió que alrededor de 12 mil simpatizantes de AI enviaron mensajes de “solidaridad” y “apoyo” a los “héroes” activistas. Como muestra, Corrigan leyó algunas correos de ciudadanos indignados con el caso “15 Stansted”.

PancartaBelfast
Activistas en la protesta del 6 de febrero de 2019 en City Hall, en Belfast. Fotografías: Carlos Underwood.

Así, en el City Hall de Belfast, como en otras ciudades de Reino Unido, decenas de defensores de derechos humanos exigieron al gobierno terminar con las deportaciones masivas y sistemáticas de migrantes y parar con las acusaciones de quienes luchan pacíficamente contra las injusticias sociales.

Hombre

De acuerdo a datos de “End Deportations”, “cada 49 minutos, alguien es expulsado de Reino Unido a otro país por la fuerza. No por un secuestrador, sino por empresas de outsourcing que actúan en nombre del gobierno del Reino Unido”.

“De las 10 mil 706 personas retiradas por la fuerza en 2016, una de cada siete fueron deportadas en masa, donde las personas de la misma nacionalidad se redondearon y enviaron fuera del Reino Unido en un vuelo secreto de charter nocturno contratado exclusivamente para ese propósito”.

Portada2

Durante los dos años de juicio a los activistas, la cineasta Sue Clayton realizó un documental sobre el caso. Aquí el video completo: