Huelga de jóvenes estudiantes, un reclamo al desafío ambiental

Belfast, Irlanda del Norte.- Es indudable la necesidad y urgencia de contribuir a salvar al planeta. Las redes sociales están inundadas de posts, videos, artículos, la información desborda sobre las consecuencias del cambio climático en el mundo: derretimiento y desprendimientos de glaciares, reducción de las capas polares, especies en peligro de extinción, animales sufriendo, desertificación, aumento de la temperatura y el nivel de los mares, pérdida de playas, acidificación de las aguas, condiciones meteorológicas extremas, etcétera.

El reclamo debe dirigirse a la educación formal, a la informal y no formal, a las instituciones que conforman la sociedad, empezando por la familiar, concienciar y motivar a los y las estudiantes a que tengan participación activa socialmente para combatir la inacción contra el cambio climático.

NiñosCambio7
Fotografías: Carlos Underwood.

El desafío ambiental supone un reto educativo a los valores de la sociedad y, sobre todo, a los estudiantes: esos valores sustentan las decisiones humanas. Debemos adquirir mayor sensibilidad, conocer los problemas ambientales. La humanidad tiene la responsabilidad de evaluar medidas emergentes en función a factores ecológicos, políticos, económicos, sociales y educacionales.

El cambio climático urge estrategias inmediatas, hoy, ahora. Hay que empezar por acciones cotidianas, demandar el derecho humano a un planeta sano y asumir nuestra responsabilidad como ciudadanos. No sirve sólo tomar conciencia, hay que salir a las calles, movilizarse y organizarse para exigir a los gobiernos y corporaciones que reconozcan este derecho como primordial, que se apliquen las legales y se frene la devastación.

NiñosCambio8

En el 15M los estudiantes se manifestaron -o hicieron huelga- en diferentes países para exigir justicia ambiental y orillar a que los gobiernos actúen, o, simplemente, será demasiado tarde. En Belfast, en la plaza Conmarket, decenas de niños y niñas salieron a la calle con pancartas en mano. Sus voces se sumaron a la de más menores en el planeta, motivados por la joven activista Greta Thunberg. Amnistía Internacional ha advertido que el fracaso de los gobiernos para hacer frente a la crisis equivale a “una de las mayores violaciones de los derechos humanos intergeneracionales en la historia”. Los jóvenes lo saben.

NiñosCambio9

Ni la lluvia ni el gélido frío de Irlanda del Norte impidió que los estudiantes alzaran la voz. Sí, fueron pocos, pero su fuerza retumbó en todos los rincones del país, del mundo, donde los números fueron avasalladores: 2 mil 50 ciudades de 123 países se colocaron como escenario de una huelga mayúscula de adolescentes, cuyo hartazgo por las decisiones de los adultos es evidente. FridaysForFuture sacudió.

Portada

Colofón

Youth Strike 4 Climate Belfast llama a todos y todas a que firmen la siguiente petición, dirigida principalmente a quienes controlan el Sistema y “están quemando el futuro de los jóvenes”.

https://you.38degrees.org.uk/petitions/system-change-not-climate-change?fbclid=IwAR3f1m-3rFqA0exq7RP48zqXiAgX5yN1babB193Kiym2wRfPWrPNDXUzask

 

RESUMEN CARTA DE LA TIERRA

Estamos en un momento crítico de la historia de la Tierra, en el cual la humanidad debe elegir su futuro. Debemos unirnos para crear una sociedad global sostenible fundada en el respeto hacia la naturaleza, los derechos humanos universales, la justicia económica y una cultura de paz. En torno a este fin, es imperativo que nosotros, los pueblos de la Tierra, declaremos nuestra responsabilidad unos hacia otros, hacia la gran comunidad de la vida y hacia las generaciones futuras.

La Tierra, nuestro hogar, está viva con una comunidad singular de vida. La capacidad de recuperación de la comunidad de vida y el bienestar de la humanidad dependen de la preservación de una biósfera saludable, con todos sus sistemas ecológicos, una rica variedad de plantas y animales, tierras fértiles, aguas puras y aire limpio. La tierra es un deber sagrado.

Los patrones dominantes de producción y consumo están causando devastación ambiental, agotamiento de recursos y una extinción masiva de especies. La injusticia, la pobreza, la ignorancia y los conflictos violentos se manifiestan por doquier y son la causa de grandes sufrimientos.

Se necesitan cambios fundamentales en nuestros valores, instituciones y formas de vida.

El espíritu de solidaridad humana y de afinidad con toda la vida se fortalece cuando vivimos con reverencia ante el misterio del ser, con gratitud por el regalo de la vida y con humildad con respecto al lugar que ocupa el ser humano en la naturaleza.

Algunos de sus principios:

1. Respetar la Tierra y la vida en toda su diversidad
2. Cuidar la comunidad de la vida con entendimiento, compasión y amor.
3. Construir sociedades democráticas que sean justas, participativas, sostenibles y pacíficas
4. Asegurar que los frutos y la belleza de la Tierra se preserven para las generaciones presentes y futuras

Carta completa:

file:///C:/Users/X541UAK/Desktop/echarter_spanish.pdf

Texto: María Atahona