8 mil personas exigen a Reino Unido y al DUP legalidad en matrimonios del mismo sexo

Belfast, Irlanda del Norte.- “Hoy, Belfast, es una ciudad de amor, pero es una ciudad donde a las parejas ‘amorosas’ se les niega el derecho de casarse por el gobierno en Westminister, el cual no actúa para terminar con años de discriminación”, resumió Patrick Corrigan, director de Amnistía Internacional en Irlanda del Norte, a un costado del ayuntamiento.

derechos3
Marcha en Belfast. Activistas y ciudadanos piden a Reino Unido y al DUP igualdad entre matrimonios del mismo sexo: Fotografías: Carlos Underwood. 

Activistas, ciudadanos, organizaciones civiles y líderes de diferentes asociaciones en Irlanda del Norte salieron a las calles para mostrar unión y exigir respeto y legalidad a los matrimonios del mismo sexo, cuyos derechos son obstaculizados por fuerzas políticas conservadoras en Reino Unido y líderes religiosos en Irlanda del Norte que dominan las bases del partido político DUP.

Durante la marcha, Sara Canning, pareja de Lyra McKee, periodista asesinada durante los disturbios en Londonderry, el pasaado 18 de abril, cuestionó el por qué las parejas del mismo sexo son tratadas diferentes en Irlanda del Norte al resto del Reino Unido, pese a que “se rigen por las mismas leyes”, “pagamos impuestos”… “amamos caro”, reflexionó.

Derechos1

Los activistas y ciudadanos pidieron al gobierno de Londres, y a los políticos conservadores de Irlanda del Norte, cumplir una demanda añeja por los derechos humanos. La multitudinaria marcha culminó en City Hall, donde varios líderes de la comunidad hablaron ante el público asistente con la esperanza de redefinir la ley de matrimonio, y que el Partido Unionista Democrático (DUP por sus siglas en inglés) abra paso a las políticas sociales, y no a ideas arcaicas y creacionistas.

derechos2

El DUP es un partido ultraconservador que mantiene a Irlanda del Norte en la sombra en cuestiones de igualdad y respeto a los derechos humanos. El Irlanda del Norte el aborto es ilegal por un duro posicionamiento del DUP y el matrimonio entre el mismo sexo es penalizado. En otras palabras, los valores religiosos y conservadores del partido han hecho eco en el territorio de Irlanda del Norte, pese a que más del 80 por ciento de la población no concuerda con las políticas de ultraderecha.

Marcha