Europol culpa a Covid-19 de próxima “oleada migratoria” a UE; omite derechos humanos

El cierre de fronteras en el mundo y el aislamiento de los países por la propagación del SARS-CoV-2 no representa obstáculo para que los traficantes de personas “sigan sus operaciones” y “se adapten para abusar de los migrantes”, concluye el cuarto informe del Centro Europeo de Contrabando de Migrantes (EMSC), de la agencia Europol.

A pesar de poner énfasis en los movimientos soterrados de los traficantes de personas, el frío reporte de la Europol evidencia falta de sensibilidad de la Unión Europea en cuestión de derechos humanos. Según el documento, “la prolongada inestabilidad económica y la falta sostenida de oportunidades en algunas economías africanas pueden desencadenar otra ‘ola de migración irregular’ hacia la Unión Europea (UE) a mediano plazo”.

Impacto económico por la pandemia: Europol

La agencia refiere que “el impacto económico de la crisis por la Covid-19 en Europa aún no está claro, pero se espera que sea significativo y es probable que el golpe en las economías de los países en desarrollo sea más profundo”.

Covid1
El reporte anual de la agencia Europol augura un impacto significativo en la economía de Europa por la Covid-19. Fotografías y video: Carlos Underwood.

“Este desarrollo debe supervisarse cuidadosamente y las capacidades deben estar disponibles para responder a esos acontecimientos”.

Además, destaca el análisis, “un debilitamiento de la economía en la UE puede aumentar la demanda de mano de obra barata, accesible a través de la explotación laboral en el contexto de la servidumbre por deudas de los migrantes irregulares a sus traficantes”.

Covid-19 no frena contrabando de migrantes

Pese a la alteración de las dinámicas sociales, la muerte de miles de personas y el colapso del sistema capitalista por la Covid-19, la agencia Europol refiere en su informe anual que se ha registrado “un aumento de las actividades de contrabando de migrantes denunciadas en movimientos secundarios, principalmente en la región de los Balcanes y a través del Canal de la Mancha”.

“Estos movimientos se han facilitado principalmente mediante la ocultación de migrantes en compartimentos cerrados de vehículos”.

“Países de todo el mundo han cerrado sus fronteras exteriores en un intento de controlar y aislar la Covid-19. En estas circunstancias, los delincuentes están encontrando nuevas formas de abusar de la vulnerabilidad de los migrantes que desean entrar o viajar por Europa y de los que tienen problemas financieros y son víctimas de explotación laboral o sexual”, apunta Catherine De Bolle, directora ejecutiva de Europol, en la introducción del reporte.

Adaptación de los traficantes de personas

En su apartado sobre el “impacto Covid-19”, la agencia subraya que “debido a las medidas de control fronterizo mejoradas y a las restricciones de viaje establecidas en toda la UE, es visible un cambio de las actividades de contrabando”:

“De las rutas aéreas a tierra y marítimas, como lo ejemplifica el aumento de las llegadas a las Islas Canarias y a través del Mar Mediterráneo Central; a un mayor uso de pequeñas embarcaciones para cruzar las fronteras fluviales y el Canal de la Mancha; a la ocultación de migrantes irregulares en los vehículos y trenes de carga que todavía se mueven a través de las fronteras”.

“Los intentos de contrabando de migrantes parecen haberse reducido debido a controles fronterizos más estrictos, pero los contrabandistas están adaptando su modi operandi, y tanto las actividades de contrabando de migrantes como la trata de personas, continúan”.

“Los posibles migrantes irregulares en lugares remotos y los llamados cuellos de botella pueden ser vulnerables a la explotación por parte de los traficantes”, y agrega el informe:

“Los menores no acompañados son un grupo muy vulnerable y se enfrentan a diversos riesgos, como la violencia, el abuso y la explotación a lo largo de las rutas migratorias hacia y dentro de la UE. Los centros de recepción se utilizan con frecuencia para identificar posibles víctimas y/o para organizar un mayor transporte de las víctimas a los lugares de explotación”.

Refugiados4
El informe de la agencia Europol deja del lado los derechos humanos de los migrantes y los otros delitos de los que son víctimas por las restricciones de la Unión Europea.

Europol también remarca que “el cierre de establecimientos que ofrecen trabajo sexual legal puede aumentar el número de incidentes de explotación sexual ilícita”.

“La explotación sexual es la práctica más informada de la trata de seres humanos en la UE. La mayoría de las víctimas son nacionales de Europa oriental y central, mientras que las víctimas no pertenecientes a la UE son principalmente de Nigeria”.

“La trata con fines de explotación laboral es más frecuente en industrias menos controladas, como el sector agrícola, donde se requiere un trabajo mal remunerado, poco cualificado e intensivo. Los ciudadanos de la UE trabajan predominantemente durante todo el año, mientras que los ciudadanos no pertenecientes a la UE son explotados principalmente en el trabajo estacional”.

Los datos más destacado del cuarto informe del Centro Europeo de Contrabando de Migrantes (EMSC) se hicieron públicos el pasado 15 de mayo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s