“Quédate”, retrato de los olvidados en la emergencia por la Covid-19

La propagación del coronavirus (SARS-CoV-2) no termina por causar estragos en el mundo y trastoca como navaja la vida de todas las personas.

Aunque vulnerables todos, la forma de enfrentar la pandemia no es la misma en cada país y menos para quienes ni siquiera tienen dónde refugiarse ante las secuelas de un virus que no sólo mata en solitario, segrega a los más indefensos, aquellos cuya exclusión no es nueva y en esta emergencia sanitaria se agudiza.

Imágenes del corto documental Quédate.

“Compruebo, una vez más que, en cuanto al documental, a la manera de hacer cine, y una de las cosas que he aprendido del periodismo, es que las historias están a la vuelta de la esquina”, explica Óscar A. Sánchez, cineasta y periodista audiovisual de la Ciudad de México, quien, en su corto documental Quédate, da voz a los eternos olvidados en medio de una tragedia: los sin techo.

Con cámara en mano, Óscar recorrió las calles de la Ciudad de México para plasmar en 14 minutos una realidad evadida y marginada por el Sistema que hoy hace añicos por una pandemia que violenta las relaciones sociales, la salud, la economía, la política y toda costumbre que exige la interacción humana.

El corto documental Quédate retrata a los olvidados en esta pandemia.

La Covid-19 avanza y la desigualdad también.

El pasado 14 de mayo, el cineasta lanzó en la plataforma RevésOnline su cortometraje Quédate, un experimento estético donde retrata la situación de las personas que no tienen el privilegio de resguardarse en un hogar como lo ordenan las autoridades mexicanas por la emergencia sanitaria ocasionada por la Covid-19.

“Tu situación al final determina qué es lo que te preocupa y para ellos (los sin techo) que no tienen una casa, rebasa cualquier otra preocupación que puedas tener”.

“Hay personas, con las que hablamos, que decidieron conscientemente estar en la calle, y al final la calle tiene un efecto sicológico porque es un no tiempo, un no lugar, donde las cosas pasan y no pasan”, refiere Óscar, narrador visual con experiencia en medios como El País y AJ+, plataforma audiovisual de Al Jazeera.

Para el realizador de Quédate, “no todos han entendido esa ironía”, ya que “vas por la calle y ves letreros que dicen ‘Quédate en casa’ y la realidad es muy diferente para otras personas”, como lo afirma una de las entrevistadas en el documental.

“Si no tengo casa, dónde me voy a quedar”, contesta a la cámara al reflexionar sobre la pandemia y las indicaciones gubernamentales para estar a salvo de la evolución de un coronavirus que hace daño en todo el planeta.

“Si no tengo casa, dónde me voy a quedar”, fragmento del documental Quédate.

“Al final pasan de todo eso, de cómo se maneja nuestra realidad. Ellos (los sin techo) viven de otra manera, no todos habían hecho ese análisis y te dicen quédate en tu casa y me tengo qué quedar. Y esa señora nos regaló esa línea. Es así de simple”, refiere Óscar.

Deshuesadero (DH): ¿Qué te llevo a retratar esa realidad olvidada, evadida en un país de muchas desigualdades en el momento más crítico de la panemia en la Ciudad de México?

Oscar A. Sánchez (OS): “Me invitó un amigo que vive en Barcelona. Él estaba haciendo, con otros amigos fotógrafos, que están en otras partes del mundo, un proyecto que consistía en fotografiar la ciudad en la que vivía cada uno durante el encierro por la Covid-19”.

Vista de la Ciudad de México, del documental Quédate.

“Me llamó, me invitó y recorrí la Ciudad de México y las colonias que la rodean, y a caminar y a buscar las fotos. Al principio, aunque ya se había declarado la emergencia sanitaria, la ciudad estaba llena, entonces me costó trabajo encontrar los lugares vacíos”.

“Caminé y caminé y me empecé a dar cuenta, viendo mis fotos, que la mayoría eran policías o personas en situación de calle. De caminar y verlos se me ocurrió hacer un experimento visual”.

El documental Quédate fue realizado en el mes de mayo, en la Ciudad de México.

“A mí me gusta mucho Amores perros, aunque hay mucha gente, amigos míos, que no les gusta tanto; a mí me gusta mucho porque siento que estéticamente es de las pocas películas que me transmite el vivir en la Ciudad de México, caminar en la Ciudad de México”.

“Entonces se me ocurrió usar una cámara Hi8, que es de cinta magnética, para tener una estética más sucia y diera la sensación de que hubiera grabado uno de ellos”.

(DH): Un mundo eterno, olvidado, trágico…

(OS): “Conforme empezamos a grabar y hacer las entrevistas, uno empieza como periodista: mientras contestan buscas el titular y yo también estaba buscando cuál sería la manera en la que íbamos a aterrizar el documental, el corto”.

“Fuimos a visitar algunas personas durante varios días. Al final, las cosas de las que hablaban con nosotros y de las que les interesaba compartir o platicar, son problemas muy cotidianos”.

“Para ellos, la realidad de la calle da la sensación de que es eterna, algo que se está repitiendo y repitiendo todo el tiempo”.

Las personas en situación de calle son las olvidadas.

“Cuando eres una persona que te vuelves consciente de la realidad en la que vives y tratas de sorprenderte de todo lo que te rodea, es muy fácil encontrar historias en todos lados”.

“A veces una historia que puede parecer muy simple o dábamos por hecho, nos da una perspectiva muy distinta de las cosas y nos pone en los zapatos de otra persona, de otra realidad, y al final, una historia hace eso en tu mente y te hace aprender y volverte más consciente”.

La propagación del coronavirus (SARS-CoV-2) no termina por causa estragos en el mundo.

(DH): Con la crisis sanitaria, ¿cuéntanos qué percibiste en un momento de emergencia?

(OS): “Sigo siendo consciente de los problemas de los que somos todos, me sigue preocupando exáctamente lo mismo, pero me di cuenta que no todos, aunque estamos en el mismo planeta y aparentemente existimos en el mismo tiempo, compartimos las preocupaciones del mundo”.

“Había gente, como el periodista, que después de hablar un rato con él, te das cuenta que están lupiados, un efecto que tienen las personas de la calle en la mente”.

“Y ni hablar de las personas que sí tienen problemas mentales, que no pueden comprar sus medicamentos y no les queda otra que asumir que así es como tienen qué vivir”.

(DH): ¿Tuvieron problemas al grabar?

(OS): “Al final me gusta hacer foto de calle y estoy acostumbrado andar por lugares que por lo regular no andamos: en la Ciudad de México debes saber por dónde ir”.

“Como nos decía uno de ellos (los entrevistados), ‘puedes sobrevivir, pero el secreto es saber dónde sí puedes andar y dónde no, a qué hora sí y a qué hora no’.

“Realmente nunca tuvimos ningún problema, lo único notorio en pasó, respecto a la seguridad, fue que mientras estábamos entrevistando a los personajes que salen en la parte final del corto, pasó corriendo alguien a toda velocidad”.

Inicio del corto documental.

“No sabíamos quién era, y al inicio del corto se dice que es un ratero. Como a los diez minutos o menos de que seguíamos haciendo la entrevista, llegaron muchas patrullas, justo atrás de nosotros, y detuvieron a la persona que no era (equivocada), detuvieron a un indigente que iba con un carrito de supermercado”.

“Caminando despacio, solo por la calle, y llegaron muchas patrullas y lo detuvieron”.

“A nosotros no nos pasó nada, la policía no nos dijo nada, realmente no corrimos ningún riesgo porque no la forzamos tanto, pero es verdad que las calles de la Ciudad de México, como en todas las ciudades, sí tienes que saber andar”.

En el documental se utilizó una cámara Hi8.

Óscar explica que realizó el cortometraje con todas la medidas sanitarias por la pandemia, ya que Quédate se grabó en la segunda semana de mayo.

“Lo terminé rodar una semana antes de publicarlo, el 14 de mayo, una semana antes de que empezáramos entrar al pico (de contagios). Íbamos protegidos, con guantes, gel, cubrebocas, algunas personas tenían y otras no”.

Óscar estudió cine, fotografía y tiene experiencia como periodista, el resultado: Quédate.

Dirección, fotografía y edición: Oscar A. Sánchez.

Quédate

Dirección, fotografía y edición: Oscar A. Sánchez

Producción: Francisco Jiménez y Oscar A. Sánchez

Sonido directo: Francisco Jiménez

Diseño Sonoro: Jonathan Moret Textos: Ricardo Pohlenz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s