Tráfico de especies y maderas preciosas agravaría con Tren Maya

Destrucción de la selva, tráfico de especies y maderas preciosas, daño del tejido social -por involucrar a la comunidad en actividades ilícitas o ponerlas en riesgo-, son problemáticas que actualmente experimentan zonas cercanas a las áreas naturales protegidas, como en Calakmul, donde cruzaría el Tren Maya, en el sureste mexicano.

Lo anterior lo reveló Patricia Escalante Pliego, investigadora del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Reptiles, en los vestigios arqueológicos de Quintana Roo. Fotografía: Carlos Underwood. Arte: Deshuesadero.

El pasado 28 de julio, Semilla Guinda organizó un foro virtual donde participaron la bióloga Patricia Escalante y Rogelio Jiménez Pons, director del Fondo Nacional del Fomento para el Turismo (Fonatur) y también responsable de Tren Maya, proyecto insignia del gobierno federal mexicano.

Ambos invitados hicieron una presentación para ventilar lo que generaría la construcción del Tren Maya y, en consecuencia, el ordenamiento territorial como resultado de construir paradores en diferentes puntos del trayecto y polos turísticos alternativos.

Vista de Patricia Escalante y Rogelio Jiménez Pons, en el foro organizado por Semilla Guinda. Arte: Deshuesadero. Fotogramas: Carlos Unnderwood.

Escalante recomendó que, de aprobarse el Tren Maya, al menos en su totalidad, “debería ser sin los accesos a las Áreas Naturales Protegidas (ANP), ni que existan paradas cerca o, en su defecto, alejarse los más posible, para no coadyuvar con los males de destrucción que se cometerían al aplicarse el proyecto de la zona, vulnerable actualmente”…

“Tuve oportunidad de visitar, en Campeche, esta región, dos reservas forestales, cerca del Río Candelaria, donde los campesinos hacen un manejo autorizado, muy leve de extracción forestal, que se recupera el bosque pero, que sufre muchas invasiones, promovidas por grupos políticos como Antorcha Campesina, es una situación muy dramática”, y continúa Escalante:

Fotofrafías de archivo: Carlos Underwood.

“Y logré observar el gran saqueo de madera que está sucediendo: lo más triste fue escuchar que la madera venía de la biósfera, es decir, de Calakmul: involucrando niños, a la población local, rompiendo el tejido social. Estamos sufriendo este saqueo (de maderas preciosas) impresionante”…

Para la académica, hay que poner orden, ya que el tráfico, tanto de especies como de maderas preciosas, es un problema que no atiende el gobierno y es manejado por mafias chinas que operan desde Guatemala. De consolidarse el Tren Maya, agravaría la situación y podría en riesgo a las comunidades.

La ruta por donde cruzará el Tren Maya.

“El proyecto del Tren Maya reconoce esta situación, y tenemos este problema: hay una ruta de tráfico ilegal dentro de la Península, y sacan toda la madera hacia Puerto Progreso, donde salen los barcos cargueros, que se van a Asia; además de que están manejados por mafias chinas, muy peligroso. Operan desde Guatemala: están cruzando esta zona que no tiene vigilancia suficiente”.

La académica pide que los paradores del Tren Maya estén lejos de la áreas naturales protegidas para no agravar el tráfico de especies y maderas.

Escalante Pliego es clara. En su intervención, refiere que, ante tal situación, quedó impresionada en que las “mafias” gocen de las maderas y la fauna en total impunidad, ayudados por la corrupción.

“Se tiene que resolver, desde el gobierno federal, porque sí… encontramos mucha corrupción en ese momento, y pues sí, es muy peligroso y no queremos poner a los campesinos en una situación de riesgo, se maneja mucho dinero con estos saqueos, de maderas preciosas”…

El Tren Maya también pararía en Playa del Carmen, Quintana Roo, una ciudad colapsada en servicios debido al crecimiento desaordenado.

“Y también en Quintana Roo, la misma CONANP (Comisión Nacional de Áreas Protegidas), lo ha presentado, lo que está pasando y sigue pasando, tanto en el Sur de México como en Guatemala y Belice, están siendo otro puerto de salida: Tenosique, donde se planea una estación del Tren Maya”.

El proyecto

Escalante subraya que en una reunión con quienes planeaban el Tren Maya -en 2018-, se discutían alternativas para que el tren no parara en la frontera de Guatemala, ya que temían el Tren Maya se utilizara para el tráfico de personas. Por lo anterior, la bióloga pide que se haga lo mismo con las áreas naturales protegidas.

“Hace dos años participé en una reunión con los que planeaban el Tren Maya y decían que no querían ponerlo junto a la frontera de Guatemala: para que no fuera viable y lo tomaran para el tráfico de personas, pero tampoco hay que ponerlo para el tráfico de especies. Y si lo ponemos cerca de las ANP, este problema va a seguir”… y remata:

Entrada a la selva, en el municipio de Solidaridad. Fotografía de archivo: Carlos Underwood. Arte: Deshuesadero.

“La fauna, el caso de los felinos, es muy triste: si uno explora la zona encuentra jaguares asesinados, les quitan la piel, las garras, los dientes, los genitales, los huesos, y a veces sólo dejan ahí el cadáver. Son estas mafias de mercado ilegal. Están recorriendo ocelotes, jaguarundis, otras especies. Están las especies de mamíferos”…

El Tren Maya no es sólo un proyecto de transporte, también es una propuesta de ordenamiento territorial.

“Fonatur lo menciona, pero dice que van a concientizar a sus trabajadores para que en la preparación del sitio y durante la construcción (del Tren Maya) no se perseguirá, cazará, colectará, traficará a las especies, pero si se cumple eso, cómo se va a solucionar este problema que ya está”, y suma:

“Otra tragedia es la de los pericos, que no para la extracción de individuos y se van a ir acabando muy rápido porque las cantidades son muy grandes. También se trafican reptiles”.

En la selva maya existe una riqueza invaluable de especies. Especialistas temen que el Tren Maya agrave la explotación de la zona.

“Están los planes de manejo de estas regiones que se deben respetar. La reserva de Calakmul, si nos ponemos ha descubrir todas las pirámides, pues en todas partes hay vestigios arqueológicos. Mucha gente tiene su terreno y no quiere decirlo porque le pueden quitar su terreno”, explica Escalante, quien puntualiza que la carga de turistas podría ser peligrosa y abriría las puertas a que gente extraña entre a las comunidades.

“El Tren Maya, en la zona del Caribe y selva puede hacer mucho daño porque va ha incrementar el acceso: la capacidad de carga de los turistas no creo que aguante eso y habrá más acceso a gente que se meta y las comunidades no podrán hacer nada contra los taladores ilegales y traficantes de especies que puedan aumentar, que se ha visto que aumenta en otros estudios”.

Los polos turísticos del estado de Quintana Roo sufren de explotación. El Tren Maya podría agravar la situación en el sureste de México. Fotografía de archivo: Carlos Underwood.

“Si pasa (el proyecto del Tren Maya), hay muchas medidas que se podrían implementar para detener el tráfico ilegal, hay muchas ideas, mucha educación. También escuchar a los pueblos mayas para que no suceda lo que pasó con el aeropuerto que se quería hacer en el Lago de Texcoco, que no se escuchaba a la gente de Atenco, pero ahora sí. El gobierno actual afortunadamente echó para atrás este proyecto, rescató un área que se hará protegida y los pueblos participaron”.

Manglares, en Puerto Morelos. Fotografía: Carlos Underwood.

“Debe continuar este diálogo con verdaderos representantes de estos pueblos. Tienen preguntas muy válidas y que deben participar. No queremos un turismo, un Cancún, un turismo depredador. Que lleguen con dificultades, que les cueste trabajo”, refiere Escalante.

Escalante, durante su presentación en el foro virtual.

La científica catalogó al jaguar como “símbolo”, aunque hay otras especies que están en peligro. Apuntó los atropellamientos como una problemática no atendida y que el Tren Maya podría agravar, ya que el número de puentes para fauna que se buscan hacer son insuficientes.

“Pongo el jaguar como una símbolo de lo que se ha estado hablando. El Tren Maya, además de dañar la selva, será un problema para esta especie, por la cantidad de animales atropellados que van haber, y ya están habiendo, por las carreteras que hay ahí y hemos visto que sí les perjudica”, y acota:

“El jaguar no es la única especie en tomar en cuenta. En realidad, en nuestro país, teníamos selvas tropicales húmedas desde el sur de Tamaulipas hasta Chiapas, pasando por Veracruz, Tabasco, Oaxaca y Campeche. Y ahora, tenemos muy poco lo que nos queda”.

Jaguar captado por Raúl Padilla. Fotograma del documental Erosión.

“Estamos perdiendo muchas especies. Y qué tiene qué ver el Tren Maya, también tiene qué ver la pandemia porque nos ha permitido reflexionar, pensar si el tipo de desarrollo que hemos tenido es conveniente, o no, porque el planeta no es infinito, y los recursos son finitos. Tiene qué ver con el Tren Maya porque justamente en estas selvas es donde se guardan las últimas poblaciones de las especies que tenemos en México”, y continúa:

“Por ejemplo, el tapir, ahí hay una población importante que se comparte con la selva Lacandona, el pavo ocelado, especie amenazada, que está siendo muy presionada y tenemos que cuidarla porque su única distribución es Guatemala y Campeche, Quintana Roo, y un poco de Yucatán. Y otras especies, como iguanas. Tomando en cuenta más especies, llegamos a una cantidad de 190, de las cuáles hay que ver si están en riesgo o no por el Tren Maya”.

Fonatur insiste en que el Tren Maya es un “proyecto integral de desarrollo y bienestar“.

“Otras son zopilote rey, una población importante en Campeche. La guacamaya roja todavía llega ahí. El mono aullador, mono araña, pavo ocelado, al observar estas especies emblemáticas, estamos conservando otras, porque estamos conservando todo el ecosistema. Entonces, en la Península de Yucatán, tenemos la suerte de tener todas estas especies”.

El desarrollo en los destinos turísticos ha dañado el ecosistema. Fotografía de archivo: Carlos Underwood.

Escalante puntualiza que se han designado 23 ANP, y en el caso de Calakmul y el centro del estado de Quintana Roo, serán puntos donde se pretende que pase el Tren Maya.

“Ya se han designado 23 Áreas Naturales Protegidas, algunas de ellas tienen un doble propósito, un patrimonio mixto, tanto natural como arqueológico. Son áreas muy importantes y algunas tienen protección a nivel federal, como Calakmul o Sian Ka’an, y otras a nivel estatal, que también los gobiernos estatales han hecho esfuerzos por añadir protección a estas especies y ecosistemas”, y acota:

“Lo que deberíamos intentar es conectar estas Áreas Naturales Protegidas (ANP), hacer algunos corredores, por ejemplo por el Río Calendaria, por Calakmul y Laguna de Términos o en el centro del estado de Quintana Roo, y justamente esos son los lugares donde pasará el Tren Maya. Es momento de reflexionar”.

Hay muchos cuerpos de agua en la Península de Yucatán que se deben conservar.

“Hay 23 ANP en esta zona, sabemos que hay muchos cenotes. Tenemos mucha información de que las vías de comunicación, nuevas vías dan acceso a ANP y dan acceso a gente de fuera que no tiene mucho arraigo con la vida natural y entran taladores, cazadores, traficantes provocando extracción ilegal, principalmente. Hay que reflexionar si una nueva vía de comunicación se debe hacer junto a ANP”, y acota:

“En el caso del Tren Maya sí es cierto de que hay una carretera, hay unas vías previas, pero sí multiplica por dos el efecto, o en el caso de accidentes de carretera, de atropellados, puede multiplicar más el problema del saqueo de las especies, y es un problema muy fuerte que está pasando ahora y que el Tren Maya podría exacerbar o subrayar”.

Cazadores furtivos en el municipio de Solidaridad, Playa del Carmen. Fotograma del documental Erosión: Carlos Underwood.

La especialista refiere que las vías “terrestres afectan a las especies porque además de fragmentarlas, las especies van sufriendo deterioro, alrededor de las vías, 10, 15 kilómetros, mínimo, se produce la caza furtiva, se produce la pérdida de biomasa, las especies van perdiendo presas, los depredadores como los jaguares van entrando a las comunidades a comer ganado o gallinas, y crean conflictos humano-animal, entonces, es algo qué tomar en cuenta. Podemos acentuar estos problemas con el Tren Maya”.

Tulum, cuando cae la noche. Hay atropellamientos de animales debido a la carencia de pasos de fauna. Fotografía de archivo: Carlos Underwood.

“Sí es un problema trazar nuevas vías de comunicación. En el caso del Tren Maya, toda la ruta en el Norte, o la vía del Golfo, ya es muy transitada y no hay tantas ANP, pero la vía que sería Caribe, de selva que atraviesa Calakmul, sí atraviesa zonas importantes que tienen decretos, cerca de la Laguna de Bacalar, cerca de Sian Ka’an, la parte de Calakmul, y Balamkú, Balamkan, es prácticamente lo que queda de selva de estas regiones”.

Escalante puso el dedo en que si el Tren Maya se hace, se debe evitar cruzar por Sian Ka’an y Calakmul.

“La preocupación también se ha escuchado más por parte de expertos o pueblos en estas líneas, no tanto cuestionar el primer trazo, quizá el que vaya hasta Playa del Carmen. Después de Tulum ya baja por Sian Ka’an y cruza por Calakmul. Hay mucha información de que puede afectar más”.

Hay preocupación de que exista más carga de turistas en la zona, como en Playa del Carmen. Fotografía de archivo: Carlos Underwood.

“Sembrando Vida (programa federal) está trabajando en ese sentido, pero hay que ver qué tanto cubre, ojalá funcione y no sea mal manejado. Yo tengo buena impresión en Veracruz pero en otros lugares tengo otras opiniones, en Oaxaca no hay muy buenas opiniones y esperemos que se vaya corrigiendo”.

La destrucción de la selva es evidente en el sureste mexicano.

“Ya en la región tenemos muchos problemas de destrucción de la selva que se están acelerando: la actividad de los menonitas es muy marcada, no se adaptan a las condiciones de la población maya que ya tiene una forma de manejo. Traen sus propios métodos agrícolas y son contaminantes. Ya sabemos que están contaminando los cenotes y es un gran problema”, subraya Escalante, quien hace énfasis en los pasos de fauna:

“La Península es muy vulnerable y entonces viene el Tren Maya. Tenemos la Manifestación de Impacto Ambiental de la fase I, que nos abarca 631 kilómetros, pero para la cual se manejan sólo 40 pasos de fauna, cuando se había reconocido que hubiera un paso de fauna al menos cada tres kilómetros, porque los animales no van a estar buscando el paso. Es mucha distancia y no solamente es para jaguares. Es para pavos, lagartijas, tortugas, es para todos”.

El gobierno federal insiste en que el Tren Maya es un proyecto sustentable y ayudará a las comunidades mayas.

“Preguntaría si fuera factible el esfuerzo sobre esta fragmentación. No hay nada de corredores biológicos, pero ojalá con Sembrando Vida los diseñen”.

Por último, la especialista destaca que querer llevar 20 mil turistas es una situación “cuestionable”, ya que hay una saturación muy evidente de visitantes.

“Quieren transportar internamente 20 mil turistas, y eso es cuestionable. Ya tenemos Chichén Itzá saturado de turistas, y no queremos lo mismo en Calakmul. Sería contraproducente con la conservación de estos animales, de estos ecosistemas, en esta ANP porque estaría dentro de la zona núcleo. Perjudicando, porque estaría en el centro de la reserva”.

Sumado al Tren Maya, hay otras problemáticas que destruyen la selva, como la minería. Fotografía de archivo: Carlos Underwood.

*Primer parte. Siguiente envío versión de Rogelio Jiménez Pons, director del Fondo Nacional del Fomento para el Turismo (Fonatur).

*Las fotografías son propiedad de Carlos Underwood. Los fotogramas son tomados del foro realizado por Semilla Guinda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s