¿Qué sucede en Cuba?: diálogo con Camila Acosta

La pandemia fue declarada oficialmente el pasado 11 de marzo por la Organización Mundial de la Salud (OMS): en todo el mundo, los gobiernos han suspendidos garantías constitucionales, implementado vigilancia con aplicaciones de rastreo de casos positivos por la Covid-19 y ejecutado censura a activistas y periodistas quienes buscan revelar casos de corrupción o fallas en las cifras de contagios y fallecidos por el nuevo coronavirus.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha reconocido represión hacia los periodistas en todo el mundo y exige acabar con “medidas excepcionales y desbloquear información”.

Camila Acosta ha sido víctima del Sistema, de acuerdo a sus denuncias.

Las consecuencias: restricción de movimiento, limitar la libertad de expresión, restringir asistencia a ruedas de prensa, acceso a información controlada, prohibición para que la prensa hable con médicos o especialistas, veto de publicaciones, no contradecir la información oficial, multas, cárcel, cierre de diarios digitales, entre otras acciones han abonado a una crisis no sólo sanitaria, también social, humanitaria, de libertades, valores y económica.

Camila Acosta, periodista cubana, quien ha enfrentado una persecución sistemática por ejercer su libertad de expresión en una isla caribeña que mantiene el sesgo informativo y controla a quienes no están de acuerdo con el discurso oficial, dialoga con Deshuesadero y Reportero Ambulante.

El 31 de julio Camila fue privada de su libertad por 9 horas: su delito, transitar en una plaza pública y llevar consigo varios cubrebocas con la imagen 370: una ley que representa la Ley Mordaza en Cuba.

Acciones contra la Ley 370. Fotografías de Camila Acosta.

“En el parque Central, a las 11 de la mañana, del 31 de julio, estaba parada en La Habana Vieja, llegaron dos oficiales del ministerio, Claudia Pérez y Anel Paredes, me detuvieron”…

“Me quitaron el teléfono, la cartera, me llevaron a la estación Infanta. Me llevaron al cuarto donde duermen los oficiales, me ordenaron quitarme la ropa”, narra la periodista en un video después de ser liberada, y continúa:

“Me dejaron en ropa interior, me tocaron por si llevaba algo en el sostén. La cartera, me quitaron el monedero, unos medicamentos, una memoria, unos documentos personales, y lo que más les preocupó, el decreto (escrito en 19 cubrebocas) Ley 370. Me preguntaron que para qué los iba utilizar”, y sigue:

Entrevista a Camila Acosta.

“Eran para regalar. Me detuvieron horas. Me llevaron a otra oficina. Un oficial de la policía, un investigador que documentaba el caso, me preguntó nuevamente lo que iba hacer. Me estaban grabando”…

“Una mujer vestida de civil graba todo el proceso. Cuando me doy cuenta, dije que no autoricé a que me grabaran. Tomaron nota de todo aunque seguían insistiendo”.

Video de la detención de Camila acosta:

*El video y las fotografías pertenecen a Camila Acosta. Deshuesadero reproduce el material con su autorización.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s